Los descendientes granadinos de Moctezuma II, emperador azteca

publicado en: cultura, Granada, Historia, Secreto | 0

.
fuente moctezuma carmen miravalle

En el número cinco de la Carrera del Darro se encuentra el Carmen de Miravalle. Actualmente se trata de un hotel pero en este edificio vivió durante décadas una condesa. Se trataba de Carmen Enríquez de Luna y del Mazo, descendiente directa del noveno emperador aztecaMoctezuma II.

La condesa granadina reconoció públicamente sus vínculos aztecas, aunque para ella no dejaba de ser una curiosidad histórica. No tenía mayor repercusión que el recibir, de año en año, la visita de lejanos parientes mexicanos que llegaban a Granada a presentarle sus respetos.

El título de Miravalle fue creado en el año 1690 para premiar los servicios prestados por Alonso Dávalos y Bracamonte durante los años en que desempeñó el cargo de canciller de la Santa Cruzada en la Nueva España. Una descendiente del emperador azteca se casó con un miembro de este linaje convirtiendo a los Condes de Miravalle en los descendientes granadinos más directos del emperador azteca. Esta descendiente sería emperador moctezuma IIIsabel Tecuichpo, hija de Moctezuma II y casada también con Cuitláhuac y Cuauhtémoc, últimos emperadores aztecas. Así dos de las líneas emparentadas con Moctezuma II fueron a residir en el Reino de Granada.

Los Miravalle conservan su casa señorial en la Carrera del Darro. Allí luce su corona sobre una fuente ubicada en la fachada, que todavía lo vincula al linaje azteca.

Las pensiones de Moctezuma

Todos los descendientes de Moctezuma II tienen un hipotético derecho a recibir parte de sus ‘pensiones’. Fue la hija mayor del emperador quien dio origen a esta línea dinástica que hoy día es granadina. Tanto Isabel Moctezuma como su numerosa prole mantuvieron el estatus de linaje real. Razón por la cual fueron agraciados con numerosas prebendas y títulos nobiliarios, así como las susodichas pensiones. Estas fueron creadas por Carlos V y abonada por los sucesivos reyes y presidentes de la nación mexicana hasta el siglo XX.

Se trata de una compensación económica instituida en el siglo XVI a favor de los descendientes de Isabel Moctezuma. El pago se estableció en relación al uso de sus tierras. Estas lindaban con la antigua Ciudad de México y hoy son parte de la propia urbe ( conocido barrio de ‘la condesa’). Las ‘pensiones’ dinásticas fueron fijadas en el equivalente actual de 107.209.000€ anuales. El pago se realizó carrera del darroininterrumpidamente por los reinados de España y, de forma subrogada, el gobierno mexicano hasta 1934.

El carmen Miravalle

La casona donde habitaron anntaño algunos de los descendientes de Moctezuma es ahora un hotel. En Casa Miravalle se hospedaban quienes acreditaban vínculo con el linaje mexicano. Aquellos cuyos predecesores entroncaron con la nobleza castellana, permaneciendo en México hasta finales del siglo XIX.