Granada vuelve a estar conectada con el mundo

Como ya anunciábamos, este año 2018 con motivo de los diez años de proyecto de Granada Secreta se inició el programa de viajes a otras ciudades. Tanto dentro de nuestras fronteras como en el extranjero. Antes fue Córdoba, y ahora, tocó conocer el París Secreto y subterráneo. La sensación de salir de casa, tomar el bus que nos conduce hasta el aeropuerto de Granada y montar en un avión de vuelo directo que en dos horas y media nos deja en París… Así de fácil, es una sensación única, pero sobre todo de volver a estar conectados con el mundo. Granada, vuelve a estar en el circuito.

Así es como un grupo de granadinos curiosos y aventureros quisieron conocer con Granada Secreta y la agencia de viajes Just Go los recovecos de un París muy singular. Para pasear por este París fuera de circuitos y lejos de clásicos clichés, aceptaron con gusto ponerse el calzado del escritor y periodista César Requesens (autor de la guía Granada Insólita y Secreta). Pues para caminar por este París Secreto, hay que dejar atrás la visión turística para colocarse la mochila y hacerse viajero.

Nuestro viaje comienza por los Orígenes de París

Como toda ciudad milenaria, al igual que Granada, París cuenta con un pasado clásico. Este tipo de patrimonio, aun vigente, no suele visitarse bien por falta de interés o quizás por desconocimiento. Éste pasado galorromano parisino, por ejemplo, engloba desde la Isla de la Cité hasta  el Barrio Latino.

Gracias a personalidades como Victor Hugo, hoy podemos transitar por la historia de la antigua Lutecia. Lutecia fue la capital del pueblo galo denominado “parisi”. Éste pueblo y sus habitantes se convirtieron en los fundadores del primer asentamiento de la actual capital francesa). También uno de los últimos lugares estratégicos que Julio César no demoró en tomar para el cierre de su campaña de conquistas en la Galia. Esta ciudad, que comenzó a florecer en el Siglo I D.C., aun cuenta con edificios que muestran la importancia del lugar. Por ejemplo la desconocida Arenas de Lutecia o lugares más famosos como las Termas del Monasterio medieval de Cluny.

Cuando nos aproximamos al pasado medieval de París, sucede lo mismo. Lo habitual es pasear por la Isla de la Cité y visitar la Catedral de Notre Dame. Pero curiosamente, es en los alrededores de la ciudad donde podemos encontrar una de las maravillas del medievo parisino. Un lugar completamente alejado del núcleo turístico, visitable solo si vas acompañado de un guía experto en curiosidades.

Un París Desconocido y Secreto

En las ciudades donde abunda lo artístico, como París y Granada, siempre suele destacar un barrio bohemio. Las característica de este tipo de barrio suelen darse por un pasado histórico muy marcado cuya esencia los artistas buscan para su inspiración. En Granada disponemos del Barrio del Albaicin y Sacromonte mientras que su equivalente parisino podría ser el Barrio de Montmartre. El barrio es tan autóctono que se diferencia radicalmente del resto de distritos de la capital francesa. Sus calles nos transmite una sensación de paz y tranquilidad que parecen acompañarnos desde el más profundo hogar albaicinero. El mejor modo sin duda para aproximarnos al París de los impresionistas y vanguardia.

Pero quizás sea, para los más atrevidos, transitar a través del subsuelo lo que marque una diferencia con el resto de visitas. El hormiguero parisino oculta historias que van desde la etapa romana, medieval, moderna e incluso durante el Siglo de la la Ilustración. De éste último período, durante la Revolución Francesa los subterráneos fueron un escenario clave para el transcurso de los acontecimientos. Imagina atravesar varios kilómetros de estas catacumbas, descendiendo incluso el nivel del metro de París. E intenta caminar entre pasillos estrechos rodeados de restos óseos. Es sin duda otro modo de adentrarnos en la más profunda e insólita historia parisina.

El primer viaje a París de muchos

Desde aquí queremos dar las gracias al grupo que tanta confianza depositó en lo que es nuestro primer viaje internacional. Pues según dicen, las ciudades las hacen sus habitantes y en este caso también sus visitantes. Y a éstos, no les impidió la sonrisa ni la nevada que cayó durante la estancia. Recogido queda en los textos que surgieron durante la sesión de Escritura Creativa del Taller de Escritores de Granada durante la estancia. El efecto París siempre hace magia en las letras.

Pero no queda aquí el París Secreto, aun cuenta con muchos escenarios por revelar y otras experiencias pendientes para un próximo viaje a esta maravillosa e insólita ciudad. Por lo que próximamente comunicaremos nuevas noticas, así que ¡estaros atentos! Tanto para los que ya disfrutaron de la experiencia como para los que siguen esperando su oportunidad.

Os dejamos a continuación, con las siguientes imágenes de otros espacios que visitamos. Esta vez, son fotografías tomadas por los participantes de este viaje inolvidable al París Secreto: